jueves, 19 de abril de 2018

"Recobro de Tembleque". Hemeroteca. Publicación original del escritor Jorge Mañach (1898-1961)

Vamos a publicar en este reportaje del blog, una auténtica joya literaria, el más bello relato sobre Tembleque jamás escrito. No creo que exagere ni un ápice, cuando os presente al famoso escritor cubano Don Jorge Mañach Robato (1898-1961), y el fuerte vínculo que lo unía a nuestro pueblo y sus vecinos.
Y es que resulta que a principios del siglo XX, siendo aún un niño, Jorge emigra de su Cuba natal a Tembleque, con su madre y hermanos, ya que su padre, Don Eugenio Mañach, gallego de nacimiento, abogado e Ilustre presidente del Centro Gallego de La Habana, aunque había regresado de joven a Cuba, logró volver a España, donde ejerció de Notario en Tembleque, desde 1908 hasta el año 1913, cuando regresarían de nuevo a La Habana, poco antes de la Primera Guerra Mundial. (Moriría finalmente en 1915). De hecho, la plaza de Notario en Tembleque estaba vacante antes de la llegada de los Mañach, tal y como se puede comprobar en el anuario de 1905, publicado en este artículo del blog.
Así pues, el niño Jorge pasó varios veranos en Tembleque, desde los 10 hasta los 13 años de edad, donde terminó su educación primaria en manos privadas, para posteriormente pasar los inviernos en los Escolapios de Getafe, y continuar después en el Liceo de Madrid. (Información extraída la publicación "Jorge Mañach y su examen del Quijotismo").
Su casa en Tembleque fue la situada en la calle Iglesia nº 9, antaño calle Real. Actualmente, para que os situéis mejor, es el pub "Casablanca", muy cercano a la Iglesia Parroquial. La fachada se mantiene casi igual que hace un siglo, como podéis comprobar en la fotografía adjunta, que incluye los dibujos originales de Jorge.
Aquí en Tembleque nacería su hermana, Nena Mañach, cuyo bautizo fue un auténtico acontecimiento social en nuestro pueblo.
En el Registro Civil del Ayuntamiento de Tembleque, se conserva tanto el Acta de Nacimiento de Nena, cuyo nombre original era María de la Consolación Francisca Cándida Catalina de Sena Mañach Robato (30-7-1909), como sendas copias de sus hermanos, Jorge y Manuel, pues aunque estos dos eran naturales de Cuba, concretamente de Sagua La Grande, su padre Eugenio Mañach, el Notario de Tembleque, se encargó de transcribir una copia del acta de nacimiento de sus hijos Jorge y Manuel en el Registro Civil de Tembleque, junto con la de Nena, que ya sí era ella natural de Tembleque. En el caso de nuestro protagonista, Jorge, su nombre completo era Jorge Antonio Valentín Mañach Robato. Adjunto las tres actas de Nacimiento al álbum online final, como aporte histórico, gracias a la colaboración del personal del Registro Civil del Ayuntamiento de Tembleque.
En el archivo antiguo del Ayuntamiento de Tembleque también se conservan sendos cuadros con la imagen tanto de Jorge como de Nena Mañach. Fueron pintados en 1997 por M. Luca de Tena, pues un año después, en 1998, con motivo del centenario del nacimiento de Jorge Mañach, se le rendiría un homenaje con una placa conmemorativa junto a la que había sido su casa en Tembleque. Estuvo expuesta desde 1998 en lo que ahora es (o será) el auditorio municipal.
La placa conmemorativa era de azulejos incrustados en la fachada de lo que fue el Hogar sindicalista en los años 80 y 90, hasta que dicha fachada fue demolida para iniciar las obras del auditorio.
Ponía lo siguiente:
"En el número 9 de esta calle transcurrió parte de la infancia del gran escritor cubano Jorge Mañach (14.II.1898-25.VI.1961) y nació su hermana Nena. La editorial Tropico rinde homenaje a su memoria en el primer centenario de su nacimiento. Año de 1998" .
Seguramente la placa desapareció durante la demolición, aunque no lo puedo asegurar. Lo que afortunadamente sí he podido encontrar es alguna fotografía de dicha placa y la fachada donde estaba puesta, que añado a este reportaje, junto con la crónica del diario ABC anunciando esta conmemoración. Insisto en que la placa no se instaló exactamente en lo que había sido su casa, sino en la siguiente fachada. Un breve desplazamiento de 3 ó 4 metros del cual desconozco los motivos.
Pero volviendo al joven Jorge, en esa etapa de su infancia, a principios del siglo XX en Tembleque, le debió dejar un grato recuerdo, y 45 años después, ya de adulto, entre Estados Unidos y Europa, y tras formarse como escritor, intelectual y el primer Catedrático de Historia de la Filosofía en la Universidad de La Habana, además de Ministro, y realizar varios ensayos periodísticos, regresó a España, y visitó de nuevo su querido pueblo de la infancia, Tembleque, en el año 1955. Él mismo lo relató en una entrevista que concedió al diario ABC, y que adjunto a este reportaje.
Tras esta última visita a España y a nuestro pueblo, escribió un libro genérico titulado "Visitas Españolas. Lugares, personas", editado en 1960, y que incluía un apartado muy especial dedicado a nuestro pueblo, que tituló "RECOBRO DE TEMBLEQUE". Al final de este reportaje lo podréis leer de manera íntegra; no tiene nada de desperdicio, y es una lectura recomendadísima para cualquier temblequeño.
Tan solo un año después, en 1961, Jorge Mañach falleció. Añado una crónica del periódico "La Vanguardia", fechada el 5 de julio de 1961, donde su autor nos explica que casualmente iba a escribir sobre el libro "Visitas Españolas", recientemente publicado, cuando le llegó la noticia del fallecimiento de su autor.
Llegados a este punto, entra en escena nuestro vecino de Tembleque Javier Arranz, al cual le agradezco su colaboración. Y es que resulta que el abuelo de Javier Arranz y Jorge Mañach fueron vecinos en la misma calle, y forjaron una gran amistad.
Cuando Jorge regresó de visita unos días a Tembleque en 1955, y tras escribir su ensayo "Recobro de Tembleque", antes de la edición en el posterior libro de 1960, "Visitas españolas. Lugares, personas", lo publicó en primer lugar en otro periódico, en el año 1957, cuyo título original desconocemos, pero eso sí, unas páginas del ejemplar original se las envió Jorge por correo al abuelo de Javier Arranz, que afortunadamente, a través de sus descendientes, han conservado desde 1957 hasta nuestros días.
Yo mismo, junto con Javier Arranz, que muy amablemente me mostró los originales, tuve el placer de poder digitalizarlo hace unos meses, escaneando cada página original con el mayor cuidado y mimo posible. En ellas, además del texto, en un papel muy fino y amarillento por el paso de los años, incluían varios dibujos realizados por Jorge, como la entrada a la Casa de las Torres, una panorámica de la Iglesia, la antigua "Casa de la Tercia" o casino, situada en la Plaza de la Orden, o la propia fachada de su casa en la calle Iglesia, que por aquella época se llamaba Calle Real.
Todo ello lo podéis disfrutar en las imágenes incluidas en este reportaje, y con más resolución en el álbum fotográfico que igualmente incluyo hacia el final del post.
Lamentablemente, faltaban algunas páginas de la publicación original para completar el texto, pero como sabíamos que este relato se había incluido en el libro de 1960 titulado "Visitas españolas. Lugares, personas", era cuestión de buscar dicho libro.
En un principio descubrí que ya estaba descatalogado, y únicamente se podía adquirir a través de coleccionistas privados o algunas pocas bibliotecas. En el caso de la biblioteca de Tembleque, conservan un libro titulado "Viajeros de Castilla-La Mancha", que incluía una pequeña parte del "Recobro de Tembleque", pero al igual que la publicación original que guarda la familia Arranz, el texto, de varias páginas, no estaba completo.
Así llegué hasta la Biblioteca de Castilla-La Mancha, en el Alcázar de Toledo, cuyo personal, muy amable y atento, no sólo me indicó que en sus archivos guardaban un ejemplar del libro de "Visitas españolas. Lugares, personas", sino que ellos mismos se encargaron de facilitarme una copia digitalizada en pdf del capítulo íntegro del "Recobro de Tembleque", que incluye, además del texto completo, también una fotografía antigua e inédita de los arcos principales de la Plaza Mayor, del fotógrafo Nicolas Muller, con la que abro este reportaje.
La lectura de esta obra es una auténtica delicia, cargada de nostalgia. Con su pluma nos sumerge en sus recuerdo sobre el pueblo de principios del siglo XX, sus gentes, sus calles, su aroma, sus vivencias y anécdotas... Lugares que no he logrado ubicar, como su añorada "huerta del notario", donde iba todas las tardes con su padre. La explanada, que era el actual aparcamiento frente al casino, en la puerta lateral de la iglesia, lugar de juego de todos los niños; el sereno, las galeras; en definitiva las faenas rutinarias de aquella época. También nos cuenta detalles simpáticos de algunos ilustres vecinos, como de Piedad Melgar, los Mazarambroz, Rabadán, o de su amigo César Cabeza Revuelta, compañero de aventuras, entre otros.
Nos describe magistralmente ambas Plazas, la Iglesia, la Casa de las Torres, que ya por aquel entonces (a fecha de su visita, en 1955) la describía en ruinas. Las eras y todo el trabajo que en ellas había, con la trilla, aventar el grano, la vendimia, los molinos, etc... También nos hace referencia las Ferias, así como a las Romerías y la Semana Santa, todo ello con la descripción de cómo vestían y vivían los vecinos de hace más de un siglo, sus costumbres, gastronomía, etc...
Insisto, es un relato de obligada lectura para cualquier persona relacionada con Tembleque. Una lectura que te va sumergiendo poco a poco en nuestro pueblo, trasladándote a su pasado en dos etapas distanciadas entre sí 45 años, como si de una puerta del "Ministerio del tiempo" se tratara, a principios y a mediados del siglo XX, y que al menos en mi caso, no pude levantar los ojos del libro hasta llegar al punto y final, quedándome con ganas de mucho más.
Es para mí un verdadero placer poder compartirlo con todos a través del blog. Vayan mis agradecimientos a todas las personas o entidades que han colaborado en la elaboración de este reportaje, desde Javier Arranz, Ángela, la biliotecaria de Tembleque, o la propia Biblioteca de Castilla-La Mancha, en el Alcázar de Toledo, así como al Ayuntamiento de Tembleque, por permitirme el acceso tanto al Registro Civil como al Archivo antiguo.
Son 17 páginas que se leen en un suspiro. Saboreadlas y dedicadle la atención que se merecen, os lo recomiendo.
Se puede acceder con opción de descarga en pdf a través de este enlace de Google Drive.

También añado el pdf con la publicación original que conserva nuestro vecino Javier Arranz, publicada en 1957, tres años antes que el libro donde se incluyó este relato, y con los dibujos originales de Jorge Mañach. Lástima que no se hayan encontrado todas las páginas:
Al igual que en el caso anterior, os facilito el enlace de acceso y descarga del pdf, en este enlace de Google Drive.
Quisiera añadir antes de finalizar, un álbum fotográfico, que incluye con mayor resolución la publicación original que conserva nuestro vecino Javier Arranz, así como los cuadros de Jorge y su hermana Nena Mañach, los dibujos de Jorge y el resto de curiosidades que hemos compartido en este reportaje.

martes, 17 de abril de 2018

HEMEROTECA. Recortes de prensa de "El Alcázar", en 1973.

Nuevamente agradecemos la colaboración de José García Cano, nuestro buen amigo, vecino de Consuegra y gran historiador, pues en esta ocasión nos trae cuatro recortes de prensa relacionados con Tembleque, del año 1973, en el periódico "El Alcázar", que además él mismo se encargó de digitalizar desde la Biblioteca Regional, pues estos documentos no estaban disponibles en las hemerotecas digitales de internet.
Cuatro asuntos completamente diferentes, que a continuación compartimos con todos los seguidores del blog.
Comenzamos con un acto luctuoso, el 5 de enero de 1973. Se trata de una explosión de gas butano, en el que falleció una persona, pero es que además, las desgracias no llegaron solas, en aquella fatídica noche de Reyes en Tembleque, tal y como se puede leer en la noticia.
En la segunda noticia, fechada el 30 de marzo de 1973, y titulada "Carretera directa al Cristo del Valle", se nos informa del proyecto para construir la carretera del Cristo del Valle. Pero ojo, según profundizamos en la noticia, y tras consultarlo con otro gran amigo e historiador de la vecina localidad de El Romeral, José Antonio Fraguas, parece que no se trata ni de la carretera CM 410 ni del carreterín del embalse de Finisterre, sino que parece que lo que se proponía era asfaltar la totalidad del camino Cristo, desde la salida de Tembleque, por la casilla de la caba (donde actualmente está ubicada la sede de las ambulancias del SESCAM), hasta el mismo recinto del Cristo del Valle, aproximadamente 14 km.
Deducimos que este proyecto de 1973, finalmente no se llevaría a cabo, probablemente por la construcción, apenas dos años después, de la presa de Finisterre, (enlace a un reportaje fotográfico con dichas obras) tal y como me explicó José Antonio Fraguas. Es probable que en ese momento, se optase por dejar los actuales accesos, por la carretera de la presa y por el actual carreterín del Cristo del Valle, asfaltado aproximadamente en el año 2000, ya que el camino Cristo, como bien sabemos todos, a pesar de ser un buen y amplio camino, nunca ha estado asfaltado.
El tercer recorte de prensa, fechado el 24 de febrero de 1973 y titulado "El poeta de Tembleque", nos presenta al poeta temblequeño José Valera, que tras un accidente de tractor, tuvo que estar en silla de ruedas, pero a pesar de ello, acudía a todos los actos de Tembleque para recitar sus poesías. Tenía 78 años, en la publicación de esta crónica de "El Alcázar".
En el cuarto y último recorte de prensa, (de momento) titulado "Fiesta en honor a los ancianos", conocemos a Don Carmelo y doña Custodia, dos temblequeños que fueron nombrados Reyes de los Ancianos, en la Navidad de 1972-1973 por ser los más mayores del pueblo. El acto tuvo lugar en los salones del cine Muñoz y durante el mismo, el citado poeta José Varela deleitó al público con algunos de sus versos, tal y como nos explica literalmente Pepe García Cano, y que podéis comprobar leyendo la crónica, firmada en todos los casos por "Del Pozo".
Seguramente poco a poco irán apareciendo más recortes de prensa sobre nuestro pueblo en las hemerotecas, en cuyo caso continuaré compartiéndolos en el blog, con todos los lectores.
Muchísimas gracias nuevamente a Pepe García Cano, por traernos estos apuntes históricos, una vez más.
Incluyo estos cuatro recortes de prensa en este álbum de Google Photos, por mantenerlos con mayor resolución.

domingo, 15 de abril de 2018

2º Vespa-encuentro "Vespacañas", a su paso por Tembleque. 15-4-2018

Casi un centenar de moteros, amantes de las míticas motocicletas Vespas, se dieron cita en Tembleque este domingo día 15 de abril, en el 2º Vespa-encuentro, organizado por el Club Vespacañas, de la vecina localidad de Villacañas.
En una ruta organizada, que partía desde Villacañas, y con paradas en Tembleque y Lillo. He de comentar que no he podido informar en el blog antes de esta visita, sencillamente porque no he tenido conocimiento, ni había ningún cartel informativo por el pueblo.
 Esto nos ha sucedido a la mayoría de vecinos, que nos hemos encontrado la agradable sorpresa por casualidad. Sea como fuere, finalmente he podido realizar varias fotografías y un pequeño vídeo resumen de su paso por Tembleque.
A media mañana llegaron todas las Vespas a la Plaza Mayor, acompañadas de un no menos mítico Renault 8. Procedían de multitud de lugares de toda la geografía española, aunque con mayor presencia de Castilla-La Mancha: Ibi, Tomelloso, Ciudad Real, Alcázar, Toledo, Cuenca, Illescas y un largo etcétera, con Vespas muy antiguas, incluido un sidecar, y otras algo mas modernas, llenando de colorido la Plaza Mayor y las calles de nuestro pueblo.
Tras la parada en la Plaza Mayor, se dirigieron a la finca "La Era", en la calle Consuegra, para tomar todos un generoso aperitivo, ya que incluía paella, entre otros muchos platos, antes de proseguir con su ruta.
Allí tuve la ocasión de charlar de una forma muy amena con algunos de sus participantes, que me comentaban lo precioso que les parecía nuestro pueblo, aunque también nos daba un pequeño tirón de orejas, comparando con otros muchos pueblos manchegos, que ellos visitan con asiduidad, por la dejadez de algunos monumentos, como la Casa de las Torres, o el hecho de que estuviera cerrada la oficina de Turismo, durante la visita de este numeroso grupo de moteros a la Plaza Mayor.
Vamos a compartir un vídeo resumen de su paso por Tembleque, con la exposición de todas las Vespas en el centro de la Plaza Mayor, y la posterior visita a "La Era":
Finalizo como es habitual con el siguiente álbum fotográfico, esperando que cuenten con Tembleque para el III Vespa-encuentro, el año que viene.

miércoles, 11 de abril de 2018

"Tembleque, el pueblo de las bicicletas", en CMM: "Ancha es Castilla-La Mancha"

Tembleque vuelve a ser protagonista de un nuevo vídeo-reportaje para el programa de CMM "Ancha es Castilla-La Mancha", en esta ocasión bajo el eslogan: "Tembleque, el pueblo de las bicicletas", la reportera Raquel Moreno se trasladó a nuestro pueblo el pasado día 13 de marzo, para la grabación de este simpático reportaje, que posteriormente se emitió en la Televisión Regional de Castilla-La Mancha, CMM, el 10 de abril.
Vamos a contar en este reportaje los entresijos, curiosidades y tomas falsas que tuve ocasión de grabar, detrás del cámara y la reportera del programa, con su permiso y el de todos los vecinos que finalmente salen en el reportaje.
Para comenzar, el punto de encuentro fue el Hogar del Jubilado "Cervantes", donde un grupo de vecinos habían quedado con sus bicicletas, como suele ser habitual en Tembleque, pero en esta ocasión para mostrar cómo es el día a día de nuestro pueblo precisamente con las bicicletas como protagonistas.
Comenzaron con el grupo desde la Plaza Mayor y Plaza de la Orden, para posteriormente visitar la tahona, comprar el pan a su dueño, Gregorio, y vuelta a las bicis. 
La segunda parada la tuvimos en la Mercería "El Alfiler", en plena Plaza Mayor; visitamos su interior, donde muy amablemente nos atendió su propietaria, Pili, mientras atendía a una clienta, que cómo no, también había acudido al establecimiento en bicicleta.
Regresamos posteriormente al Hogar del Jubilado, donde algunos vecinos estaban pasando el tiempo, entre lectura, juegos de dominó, etc...
La última visita se realizó a la tienda y taller de bicicletas "Eurobike", donde su dueño, Blas, nos enseñó su establecimiento, y aprovechó para reparar una de las bicicletas que habían sido protagonista durante la grabación del programa, concretamente la SuperBH que llevaba nuestro paisano Antonio.
De todo lo que os he narrado, en la emisión del programa únicamente publicaron tres minutos y medio de vídeo, aunque para los más fieles seguidores del blog, vamos a compartir el vídeo que grabé yo mismo desde detrás de las cámaras, bastante más extenso, donde se resume perfectamente toda la jornada matinal de grabación, con tomas falsas incluidas, para que observéis cómo es la grabación de este tipo de programas, que luego resultan tan amenos. Ojo al "manotazo" que nuestro paisano Antonio dio a la reportera Raquel, sin querer, obviamente, durante uno de los desplazamientos en bicicleta (minuto 7:30). Como todo quedó en una anécdota graciosa, finalmente la incluyo en el vídeo. Gajes del oficio...
Y la emisión final del programa, en CMM, con el reportaje editado de tres minutos y medio, además de poder verla a través de la web de "Ancha es Castilla-La Mancha", buscando por la fecha de emisión, (10-4-2018) también publico el vídeo en este artículo del blog, que espero que haya sido de vuestro agrado, y con el cual me despido, agradeciendo tanto a todos los vecinos que han participado, como a la reportera, Raquel Moreno y su cámara, por elegir Tembleque, una vez más, para la realización de este nuevo reportaje.
En el siguiente álbum online, veremos el resto de fotografías tomadas durante la grabación del reportaje: