jueves, 23 de diciembre de 2010

La Casa del Indiano.



La Casa del Indiano, la mayor Casa de labor construída en Tembleque, por Don Antonio Fernández Alejo, a su regreso de Méjico, donde volvió cargado de fortuna, es la que os voy a mostrar en este reportaje.
Recordemos que aparte de esta finca, el Sr. Alejo también edificó su Palacio de las Torres y la Capilla del Rosario (en la Iglesia Parroquial)
Su estado actual es ruinoso, pero ahí se mantiene, cerca de la carretera de Turleque; también se puede apreciar a lo lejos desde la misma autovía de Andalucía, como en esta imagen, con las avutardas entre medias…


Puesto en contacto con algunos de sus herederos, me advirtieron del peligro de adentrarme en lo que queda de la casa. Aún así, una vez allí no pude resistir la tentación, y bajo mi responsabilidad, y la cámara fotográfica, os traigo este álbum con más de 100 instantáneas de todos sus rincones en forma de presentación musical. El álbum con todas las fotografías de la Casa del Indiano las podéis ver en este enlace.





Posteriormente, estuve charlando con José Rodríguez de la Fuentes, (Pepe “Cariño”), y su señora, Josefa, que muy amablemente me comentaron bastantes aspectos y curiosidades de su estancia en esta Casa de labor, pues Pepe fue el último inquilino que en ella habitó, con aquellas quinterías del siglo pasado. (exceptuando algunos pastores en fechas posteriores).


Además, me cedió un par de fotografías de aquel lugar, cuando les entregaron los primeros tractores de prueba, alrededor de 1960. Pepe es el de la derecha, con gorra, y el otro joven era un mecánico de John Deere, que estaba mostrándole el nuevo tractor. El porche que se ve detrás es el mismo que podéis ver en la actualidad, ya casi derrumbado.
Por no extenderme más, lo que voy a hacer es poneros el audio de dicha charla, junto con su señora Josefa, que lo grabé en el micrófono del móvil. Así nos vale como testimonio de sus memorias.


Dejo el archivo sonoro, de poco más de un cuarto de hora (pulsad el play y conectar los altavoces) junto a una foto actual del matrimonio, tomada el mismo día de esta amena charla en su casa de Tembleque. No es una entrevista, simo más bien una amena charla entre ellos y yo.Ya sólo me queda agradecerles su enorme cordialidad a la hora de recibirme en su propia casa y su disposición a colaborar en este reportaje, así como la simpatía mostrada por ambos.

1 comentario:

Penteo dijo...

Un reportaje muy bueno y la entrevista le da un toque desenfadado.